Wähle deine Sprache:

  • Deutsch
  • Română
  • Български
  • English
  • Español
  • Français

V. Obligación de permiso para el negocio de prostitución

Según el artículo 2 de la Protección de la prostitución , un negocio de prostitución lo regenta quien:

  • gestiona un local de prostitución (p. ej. casa de citas, burdel, club, vivienda),
  • proporciona un vehículo para la prostitución (p. ej. Lovemobil),
  • organiza o lleva a cabo un evento de prostitución (p. ej. una fiesta con servicio sexual),
  • o gestiona una agencia de prostitución (p. ej. agencia Escort).

Según la ley de Protección de la Prostitución, las gestoras o gestores de un negocio de prostitución han de solicitar un permiso a las autoridades competentes. Para un permiso han de cumplirse determinados requisitos, como p. ej. la presentación de un concepto de funcionamiento, un certificado policial de buena conducta como prueba de fiabilidad de gestoras o gestores o representación, un lugar adecuado y condiciones de seguridad. Si para negocios existentes aún no se ha presentado ninguna notificación en la autoridad local, la misma ha de enviarse el 31 de diciembre de 2017 como fecha límite.

La concesión del permiso conlleva un coste, y el mismo tiene validez durante un tiempo determinado. Para la utilización de vehículos para la prostitución, el permiso se concede siempre por un plazo de tres años como máximo, y puede prorrogarse si se solicita.
(Enlace cruzado: aquí se encuentran las direcciones donde puede solicitarse un permiso. )

Si trabajas en un local de prostitución (p. ej. casa de citas, burdel, club), no gestionas ningún negocio y tampoco necesitas ningún permiso.
Si ejerces la prostitución sola en una vivienda, tampoco tienes que solicitar ningún permiso.
Sin embargo, si alguien pone a disposición una vivienda a una o varias personas para el ejercicio de la prostitución, la vivienda se considera local de prostitución. Así pues, si trabajas en una vivienda junto con una o varias compañeras o colegas, aunque sólo sea ocasionalmente, por regla general, dicha vivienda se considera   local de prostitución, para el cual se requiere un permiso. Esto también significa que tú o tus compañeras o alguno de tus colegas tienen que asumir obligaciones de gestión.
 

Quien haya gestionado un negocio de prostitución antes del 1ro de julio de 2017, tendría que habérselo notificado a la autoridad competente hasta el 01 octubre de 2017, y   presentar una solicitud de concesión de permiso para el funcionamiento ulterior hasta el 31 de diciembre de 2017. La autoridad ha de expedir un certificado mediante notificación y solicitud.         Hasta la decisión sobre la solicitud de concesión de un permiso, se considera permitida la continuación del negocio de prostitución si la notificación y la solicitud se realizan con todos los documentos necesarios dentro de los plazos indicados. Si las solicitudes no se presentan a su debido tiempo, se prohíbe temporalmente la continuación del funcionamiento, y dicho funcionamiento no debe proseguirse hasta que haya concluido la comprobación positiva de la solicitud del permiso.
Para empresas que hayan existido antes del 27.10.2016, la autoridad competente puede autorizar determinadas excepciones de los requisitos mínimos exigidos a locales de prostitución. Para nuevas aperturas realizadas después del 01 de julio de 2017, las  gestoras o gestores han de notificar primero el nuevo negocio a la autoridad reguladora municipal y presentar una solicitud de concesión de permiso a la autoridad reguladora del distrito competente.
 

exit